Guia de Poker en internet - historia del poquer un juego de habilidad

Hoy en día, el poker es uno de los juegos en línea más populares, pero se desconoce su origen exacto. Hay diferentes versiones: según algunas se remonta a la Alemania del siglo XIX. Según otras, a la Persia del siglo XV. Lo que está claro es que ha sido en los Estados Unidos donde el poker ha adquirido mayor popularidad a lo largo del último siglo, extendiéndose al mercado europeo en las últimas décadas y en el asiático en los últimos años.

En las últimas décadas el poker ha evolucionado en diferentes variantes del juego, como la que quizá sea la forma de poker más popular: el Texas Hold’em. Otras de estas variantes son el Stud, Omaha, Straight, Draw, Wild Card, Spilt, y Community Poker.

En comparación con otros juegos de casino en línea, el poker es reconocido en muchos países como un juego de habilidad. Mientras que en los casinos y en las máquinas tragamonedas hace falta tener suerte para ganar, el poker se basa en la audacia.
Otro factor distintivo del juego es que se juega contra otros jugadores y no contra el casino. El poker es uno de los pocos juegos en los que no existe ventaja de la casa. Los casinos y las salas de poker cobran un pequeño porcentaje del dinero total apostado en cada mano o establecen un precio fijo en los torneos.

En los últimos siglos, la industria del poker ha experimentado un crecimiento constante, pero no ha sido hasta la última década que el juego ha conquistado realmente el mercado internacional. Durante la década de los 80, el poker se convirtió en un auténtico fenómeno de masas a nivel global gracias a la popularidad del Texas Hold’em. Tanto en América como en Europa, la cultura del juego se ha extendido de tal modo a lo largo de los últimos treinta años que incluso el argot del poker ya forma parte del léxico cotidiano.

Además, grandes eventos como el "World Series of Poker" y el "World Poker Tour" han situado al poker en la escena internacional y han contribuido a mejorar la tecnología que permite televisar los torneos en directo mostrando las cartas de los jugadores. El poker se ha convertido en un deporte televisivo, cosa que ha empujado a toda una nueva generación de jugadores a las mesas de juego para poner a prueba sus habilidades.


Poker en línea

Durante la década de los 90 y tras la aparición de los casinos virtuales, la industria del poker vivió un gran auge. La llegada de Internet no sólo significó el acceso a las mesas a cualquier hora del día y sin tener que moverse de casa; también brindó la posibilidad de aprender o mejorar el juego antes de jugar con apuestas reales gracias a las opciones de jugar poker gratis online ofrecido por casi todo los casinos virtuales.

Otro elemento que ha contribuido a popularizar el poker en línea es la gran cantidad de juegos, niveles y jugadores disponibles, que permiten a cualquier jugador encontrar un juego a su medida y a jugadores de su mismo nivel. Además, en los casinos reales, la compra mínima no está al alcance de la mayoría de los jugadores que apuestan en límites bajos.

A medida que la afición al poker se ha ido extendiendo por todo el mundo, cada vez hay más gente que ha convertido el poker en línea en su profesión o en una fuente de ingresos extras. Muchos de los que hoy son grandes profesionales empezaron jugando en línea, lo cual ha favorecido que muchas personas se hayan iniciado en este juego soñando en hacerse ricos.


El poker: un juego de habilidad

El poker es sin duda un juego en el que, si se juega hábilmente, se pueden obtener grandes beneficios sin arriesgar demasiado. Pero es absurdo pensar que se puede dejar el trabajo y ganarse la vida jugando al poker, pues llegar a ser un jugador de poker de primera línea requiere la dedicación y la disciplina de un atleta profesional, y eso no está al alcance de cualquiera. No por ganar un par de pequeños torneos o por tener una buena racha se convierte uno en profesional.

Lo que hace que el poker sea un juego de habilidad y no solo cuestión de suerte es básicamente el patrón que siguen las apuestas en las mesas: la mayoría de los juegos de poker que existen en la actualidad se basan en una misma estructura de apuestas y la habilidad del jugador a la hora de apostar durante la partida determina a largo plazo quien ganara. Las partidas empiezan casi siempre con una apuesta inicial y a partir de ahí queda a criterio de cada jugador aumentar o no las apuestas y el bote. Los jugadores tienen que apostar en función de sus cartas y de las probabilidades matemáticas de obtener la carta que necesitan. De lo contrario deberán ser lo suficiente hábiles como para montarse un farol si quieren ganar el bote.


Juega Poker sin descargas sin dinero

Aquí te dejamos un juego de poker de casino online en versión flash para que practiques de forma gratuita.

2008-2014 CasinoRoyale.es, todos los derechos reservados.