Bacará / punto y banca en Internet - fiabilidad y seguridad de casinos virtuales

El bacará (más conocido en España como punto y banca) es un juego de cartas propio de los casinos que, supuestamente, surgió en Italia, se expandió a Francia durante el reinado de Carlos VIII y desde allí al resto del mundo.

El bacará/punto y banca es un juego cada vez más popular tanto en los casinos reales como en los virtuales. Es un juego en el que la ventaja de la casa es baja (poco más de un 1% sobre la mejor apuesta de la mesa). Es muy simple y el por el reparto de cartas (2 a cada uno) se asimila al blackjack. De todas formas, el bacará no requiere de ningún tipo de habilidades, ya que es un juego de puro azar.


Objetivos del bacará

El bacará normalmente se juega en una zona reservada del casino. La mesa de juego tiene más o menos las mismas medidas de una de craps, con 3 crupieres y hasta 12 o 14 jugadores. Independientemente del número de jugadores, solo se reparten dos manos durante el juego: la del jugador (punto) y la de la casa (banca).

No hay diferencia entre el bacará y el mini-bacará en lo que a probabilidades se refiere. La única diferencia es que el mini-bacará es un juego más rápido porque el crupier gira todas las cartas (algunos casinos permiten a los jugadores repartir las cartas). Además, los límites de apuesta suelen ser inferiores en el mini-bacará.

El objetivo es adivinar quién tendrá la mejor mano y los jugadores pueden apostar a la mano del jugador, a la de la banca, o al empate.

Los valores de las cartas en el bacará son distintos a los del blackjack, pero hay ciertas coincidencias. En el bacará, el valor máximo es 9 y el mínimo es 0. A una mano con valor 0 se le denomina “bacará”. Las cartas de la 2 a la 9 tienen su valor nominal. El valor del As es 1, y las figuras y los dieces valen 0.


Reglas y apuestas

Se empieza repartiendo dos cartas al jugador (punto) y dos más a la casa (banca), pero antes hay que apostar por uno de los tres posibles resultados: por el punto, por la banca o por el empate.

El repartidor colocará dos cartas ocultas bajo el zapato (la caja con las cartas), y dará al jugador que haya hecho la mayor apuesta al punto las otras dos cartas, también ocultas.
El jugador o “punto” mira sus cartas y las devuelve al crupier, quien descubrirá las cartas de ambas manos mientras anuncia los resultados y el ganador.

Una mano consiste en la suma del valor de las dos cartas. Si la suma de las cartas es inferior a diez, éste será el valor de la mano, pero si es superior, el primer dígito del número resultante no cuenta.
Ejemplo: 3 + 5 = 8 o 8 + 8 = 6 (el 1 del 16 se elimina, por lo que el valor será 6).

En otras palabras, las manos del bacará nunca pueden superar los 9 puntos y al contrario de blackjack, no se puede pasarse. La mano cuyo valor sea más alto, es decir, la que se acerque más a 9, gana. Sin embargo, según el valor total de la mano, tanto el punto como la banca deberán tomar otra carta (ver la “regla de la tercera carta” más abajo).

Una apuesta ganadora a la mano del punto se pagará a razón de 1:1. Una apuesta ganadora al empate, a razón de 8:1 y una apuesta ganadora a la banca, a 1:1 menos una comisión del 5%.
El motivo de que la banca tenga que pagar esta comisión es debido a que se ha comprobado que, en partidas con 8 barajas, la banca suele ganar tres o cuatro manos más que el punto.

Regla de la tercera carta
Después de haber visto las dos primeras cartas hay ciertas reglas fijas que determinan si el jugador y/o la banca deberán tomar una tercera carta. Ésta es la parte más compleja del juego, pero el crupier del casino o el programa en los juegos en línea le darán esta información.

Si el punto o la banca tienen un total de 8 o 9 puntos (recuerde que la máxima puntuación es 9), eso se llama un “natural” y no hay que tomar más cartas. Si no es un natural, entonces, dependiendo del valor de cada mano y de la regla de la tercera carta, el crupier puede indicar al jugador que tome una tercera carta.

Regla de la tercera carta del punto
- Si el valor de la mano del jugador es igual o inferior a 5, éste tomará una tercera carta.
- Si el punto no ha tomado otra carta (el valor de su mano es superior a 5) la banca deberá tomar una carta si su mano es igual o inferior a 5, y si el valor de la mano de la banca es de 6 o 7, se plantará.
- Si el punto si ha tomado una tercera carta la regla que se describe a continuación determinará si la banca toma o no toma una tercera carta.

Regla de la tercera carta de la banca
- Cuando el jugador saca un 2 o un 3: si la banca saca de 0 a 4 toma la tercera carta, pero si saca de 5 a 7 se planta.
- Cuando el jugador saca un 4 o un 5: si la banca saca de 0 a 5 toma la tercera carta, pero si saca un 6 o un 7 se planta.
- Cuando el jugador saca un 6 o un 7: si la banca saca de 0 a 6 toma la tercera carta, pero si saca un 7 se planta.
- Cuando el jugador saca un 8: si la banca saca de 0 a 2 toma la tercera carta, pero si saca de 3 a 7 se planta.
- Cuando el jugador saca un as, un 9, un 10 o una figura: si la banca saca de 0 a 3 toma la tercera carta, pero si saca de 4 a 7 se planta.

Juego Bacará en linea

Aquí dejamos un juego de Bacará/punto y banca similar al que se usa en los casinos en linea, para poder practicar sin descargar y de forma gratuita.

2008-2014 CasinoRoyale.es, todos los derechos reservados.